España protesta por las acusaciones de intoxicación de Alemania

 

La intoxicación que ha llevado a la muerte de dos alemanes hizo saltar las alarmas en el país germano, que se apresuró a culpar al consumo de pepino de origen español como causa de los fallecimientos. La actitud ha molestado a las autoridades españolas, que han emitido su protesta por las acusaciones.

En tono más calmado, la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, señaló que la contaminación puede haberse producido fuera del país de origen. Aguilar solicita que se haga una investigación para seguir la trazabilidad y averiguar así el origen de la contaminación. La ministra considera que no está demostrado que se haya producido en el origen y recuerda que las normas de calidad españolas son incluso más exigentes que las europeas por tratarse de un sector especialmente sensible.

Por su parte, desde Sanidad, Leire Pajín explicó que en España no hay ninguna persona afectada por la bacteria, un hecho que apoyaría la tesis de que la contaminación se ha producido fuera del país.

Rodrigo Martín

[email protected]