• Si Botín logra mantener la estructura de banco familiar los principales candidatos a sucederle serán sus hijos Ana Patricia y Javier.
  • Y el otro, como hombre de transición, Rodrigo Echenique.
  • Los dos perdedores con el ascenso de Javier Marín: Juan Rodríguez Inciarte y Enrique García Candelas.
  • ¿Cuántas acciones tiene Juan Miguel Villar Mir del Santander Ahora nos vamos a enterar.
  • Matías Rodríguez Inciarte asciende, al igual que Guillermo de la Dehesa.
  • Todo se ha fraguado en un fin de semana.
  • Y otra vez el escándalo de las pensiones: Sáenz se lleva 88 millones de euros de pensión. Demasiado, ¿no

El 1 de octubre de 2014 Emilio Botín Ríos, presidente del Banco Santander, cumplirá 80 años de edad. Es el plazo que se ha fijado para ceder el cargo tras haber cedido en la reclamación de Alfredo Sáenz, el ejecutivo bancario más prestigioso de España, a quien no ha podido retener a su lado.

Como ya adelantara Hispanidad, Sáenz había conseguido salir indemne del 'Caso Olabarría Delclaux', que ha constituido para él una auténtica pesadilla durante 15 años. Apoyado tanto por Zapatero como por Rajoy, todavía no se había formalizado el visto bueno del Banco de España, pero iba a ser eso: un visto bueno.

Y todo se ha fraguado en un fin de semana. Convocatoria urgente de Consejo y Comisión Ejecutiva por parte del presidente. No se puede retener a la gente a perpetuidad. Total, que Sáenz se va y Botín prepara su salida para cuando cumpla los 80 años de edad, como hizo su padre.

Cambios: a Sáenz le sustituye Javier Marín (en la imagen). Sorpresa y asombro, porque quien empezara siendo el jefe de Gabinete de Botín no despierta demasiadas simpatías entre los directivos del Santander. Además, se le achacan demasiados errores: Lehman, Madoff, los famosos bancos austriacos y, sobre todo, BANIF, un banco que ha debido ser 'internamente reflotado'. Pero Marín tiene fama de caer siempre de pié.

Los grandes perdedores son Juan Rodríguez Inciarte y Enrique García Candelas, que recientemente fue 'repetido', que no ascendido, como responsable de banca comercial del Santander.

Pero Botín ha aprovechado para realizar otros cambios, que podríamos resumir así: rejuvenecer la línea ejecutiva y envejecer la del Consejo. En esta segunda tendencia destacan los 84 años del nuevo consejero Juan Miguel Villar-Mir. Por cierto, que no se trata de una simple amistad. Ahora nos enteraremos de cuántas acciones del Santander posee el presidente y propietario de OHL, una de las mayores fortunas de España que ya está ejecutando el lento proceso de sucesión en su hijo, Juan Villar Mir de Fuentes. Villar Mir padre se está quedando para los consejos de administración, sean del Santander o de Abertis.

Asciende Guillermo de la Dehesa, el hombre que se inventó el capitalismo popular en España y Matías Rodríguez Inciarte, que hoy dedica su tiempo a Príncipes de Asturias y otras cuestiones.

Pero lo más importante no es la salida de Sáenz simplemente; Botín no ha logrado retener a un hombre 10 años menor que él pero que ya está cansado. Lo malo es que la salida de Sáenz hace que Botín se haya replanteado la suya. En su entorno incluso le ponen esa fecha. Los 80 años de edad. ¿Quién le sucederá Si los fondos internacionales permiten a Botín que el Santander siga siendo un banco familiar, los sustitutos serían Ana Patricia Botín -quien no ha intervenido en los cambios- o su hijo favorito, Javier Botín, el menor de la saga. Ahora bien, éste no tiene experiencia como ejecutivo. También queda el recurso de Rodrigo Echenique, pero esa es otra historia.

Y por cierto, ni Ana Patricia ni Javier son admiradores de Javier Marín, el nuevo Ceo. Para que conste.

Eulogio López

[email protected]