La crisis de la deuda ahoga cada vez más al país que encuentra mayores dificultades para financiarse

 

Todo el mundo pendiente de la reunión de urgencia que el Eurogrupo quería convocar para el viernes y que parece que finalmente no se realizará; la prima de riesgo estable en la jornada del jueves -si superara los 300 puntos es síntoma de estabilidad-; y el presidente del Gobierno se atreve a afirmar en la sesión de control que "la sostenibilidad del crecimiento económico de España es un hecho".

Lo más llamativo de esta afirmación es que por un lado no saliera mucho en los medios de comunicación en el día de ayer, y que para colmo Moncloa la coloque como noticia de portada en su página web. Parece que es una broma de mal gusto, una mezcla entre la noche de Halloween y el día de los Santos Inocentes. Si no, no se comprende que el presidente del Gobierno pueda afirmar con tanta tranquilidad que la sostenibilidad del crecimiento económico es España es un hecho. Debe ser porque España ya casi no dispone de fondos para seguir financiando la deuda o porque cada día que transcurre debemos pagar más por colocarla en las subastas o porque en el último trimestre la economía ha crecido un 0,2%, porque si no, no se entiende.

Ese repunte en nuestra economía debe ser el que le permite afirmar también que "abre las puertas a la creación de empleo nítido". Eso sí para lograrlo pide "confianza, responsabilidad y un poco de colaboración de todos". Sobre la confianza ya ha demostrado tanto él como su Gobierno, que no se la ha ganado; responsabilidad no se puede pedir más a los españoles que han tragado y tragado sin levantar la voz -por desgracia-, y ven cómo sus políticos no son demasiado responsables; y colaboración… eso sí podría mejorar, pero es que colaborar con quien no va a dar soluciones a veces es perder el tiempo.

En definitiva, españoles, no nos preocupemos, que el crecimiento económico del país es un hecho. Zapatero dixit.

Andrés Velázquez

[email protected]