• Pero hay una diferencia: entonces estaba Rubalcaba en el poder y había que ayudar a PRISA.
  • Ahora está el PP, quien también ha ayudado a PRISA a sobrevivir... para que le pueda atizara gusto.
  • La Comisión Nacional de la Competencia alude al problema de la concentración de la publicidad. Muy cierto pero, al parecer, no adujo lo mismo para la similar fusión de Mediaset con Prisa TV.
  • Todo parece indicar que, si la CNC no cambia sus criterios, Planeta no aceptará las condiciones
  • Y a todo esto, Mediapro sigue en suspensión de pagos y la Sexta cada vez más blasfema y más montaraz.
  • Para los españoles es bueno, al menos, un punto, sólo un punto más, de pluralismo televisivo
  • Para salvar la División de Televisión de Prisa, un agujero sin fondo, el entonces vicepresidente del Gobierno de Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba, forzó la fusión entre Tele 5 y Cuatro.
  • La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) apenas puso pegas. Luego vino la segunda fusión, el compromiso histérico entre la derechista A-3 TV y la "comunista y anticlerical" –así se define Jaume Roures su principal promotor- La Sexta.

Para los españoles es bueno, al menos, un punto, sólo un punto más, de pluralismo televisivo

Para salvar la División de Televisión de Prisa, un agujero sin fondo, el entonces vicepresidente del Gobierno de Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba, forzó la fusión entre Tele 5 y Cuatro. La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) apenas puso pegas. Luego vino la segunda fusión, el compromiso histérico entre la derechista A-3 TV y la "comunista y anticlerical" –así se define Jaume Roures su principal promotor- La Sexta.

Pues bien, en la tarde del viernes 13 de julio, la CNC ha elaborado un informe en el que se dice que la fusión "genera problemas de competencia significativos en distintos mercados audiovisuales en España, especialmente en el mercado de publicidad televisiva". Lo cual no puede ser más cierto dado que entre el duopolio Mediaset-Planeta, esto es Berlusconi-Lara, controlan más del 50% de la audiencia y más del 80% de la publicidad. Y, por que, a fin de cuentas, la gran estafa ciudadana de la TDT en España es que el Gobierno Zapatero lanzara 40 canales nacionales y ahora dos millonarios copen la mitad de la audiencia. Y eso no tiene poco que ver, sino mucho, con la televisión basura que impera en España.

Eso sí, PRISA fue salvada de la ruina por Rubalcaba y ahora ha vuelo a ser salvada de la quiebra por el propio Mariano Rajoy, quien ha presionado a los bancos acreedores y a Telefónica para que entre en le accionariado del grupo Polanco –o ex Polanco- y le condonen deuda. A lo mejor es que don Mariano es masoca.

Mientras, Jaume Roures y José Miguel Contreras, representantes del extinto Zapatero y de la neo-emergente Carme Chacón, continúan mandando en la Sexta, un canal blasfemo y radical de pancarta.

En principio, Planeta debe responder. Desde luego, ya sabemos que José Manuel Lara no acepta las condiciones de la comisión nacional de la Competencia. Otra cosa es que pueda negociar condiciones.

En cualquier caso, los españoles salimos ganando un punto más, aunque sólo sea un punto, de pluralismo.

Eulogio López

[email protected]