Entre enero y marzo, el segundo banco germano perdió 58 millones

 

El segundo banco alemán, Commerzbank -en el que el Estado tiene una participación del 17%- ha cambiado el color de sus cuentas en el segundo trimestre. Mientras en el primer trimestre perdió 58 millones de euros, en el segundo ha ganado 300 millones. Además, ha ampliado hasta 75.000 millones su plan de reducción de activos no estratégicos hasta el próximo año. Es decir, seguirá saneándose. No obstante, ha reducido un 38,5% las provisiones por riesgos de crédito en el semestre, hasta 495 millones.

El banco germano ha sumado 2.736 millones en la partida de ingresos por intereses netos, un 8,5% menos, en la misma línea que los ingresos por comisiones (-3,1%), hasta 1.597 millones.

El beneficio neto atribuido en el segundo trimestre fue de 100 millones, un 150% más, tras reducir un 52,1% las provisiones por riesgo de crédito, hasta 257 millones.

Andrés Velázquez

[email protected]