• Es un pago habitual -fue previsto en la junta de 2013-, que 'choca' con la realidad crítica de las empresas.
  • La 'extra' a los dos ejecutivos, que se suma a lo que han cobrado los gestores, es por el éxito en la refinanciación de la deuda.
  • La ampliación de 1.263 millones y el préstamo sindicado de 1.040 millones 'salvó' la deuda de 2.100 millones, que en su mayor parte vencía este año.
  • El Grupo Villar Mir (24,4%) sentará en el consejo de Colonial a tres representantes: el empresario y a sus hijos Juan y Silvia.

Empecemos por lo obvio: que una empresa que ha tenido que ampliar capital para salir del agujero 'premie' a los que lo han hecho posible, es habitual, pero ¿debería ser normal Hablamos de empresas en crisis, como Colonial, que pagará un 'bonus' de 2,5 millones de euros a su presidente, Juan José Bruguera, y a su consejero delegado, Pere Viñolas (ambos en la imagen). ¿Por qué: pues porque han conseguido cerrar con éxito el proceso de refinanciación de la inmobiliaria. Se trata de la ampliación de capital de 1.263 millones de euros que finalizó a principios de mayo. Esos 1.263 millones junto al préstamo sindicado de 1.040 millones servirán a la compañía para a reducir y refinanciar la deuda de 2.100 millones que soporta la inmobiliaria y que en su mayor parte vencía este año.

El 'premio' no puede ser más generoso, teniendo en cuenta que los gestores de la operación ya habrán cobrado lo suyo, que no será poco. En fin, que cuesta un montón a una empresa salir de una crisis. Y, por otro lado, que esa 'extra' se suma a la retribución que Bruguera y Viñolas ya cobran por sus funciones y a las dietas como consejeros. Bruguera cobrará 1,05 millones de euros, y Viñolas, 1,47 millones.

Y es cierto también: Colonial aprobó esa retribución -"extraordinaria, contingente y no recurrente"- en la junta de accionistas de 2013 si se cerraba con éxito la refinanciación de la deuda. Y se notificará a los accionistas en la próxima junta, el 30 de junio.

Tras la ampliación de capital, el Grupo Villar Mir se ha convertido, con el 24,4%, en el primer accionista de la inmobiliaria. Además, ha dejado claro su respaldo a la continuidad de Bruguera y Viñolas. Junto a Villar Mir, los principales socios de la inmobiliaria son: el fondo soberano de Qatar (13,1%), el fondo Coral Partners (9,4%), el grupo colombiano Santo Domingo (7,5%) y el banco de Andorra  MoraBank (7,05%).

Tras la reestructuración, el nuevo consejo de administración de Colonial está formado por 11 miembros: tres representantes del Grupo Villar Mir (Juan Miguel Villar Mir y dos hijos del empresario, Juan y Silvia Villar Mir de Fuentes). MoraBanc y el grupo Santo Domingo contarán con un representante cada uno (Fransec Mora Sagués y Juan Carlos García Cañizares). Ana Sainz de Vicuña, Carlos Fernández-Lerga Garralda, Luis Maluquer Trepat y Javier Iglesias de Ussel Ordís se sentarán como consejeros independientes. El presidente, Juan José Bruguera, y el consejero delegado, Pere Viñolas, mantendrán sus cargos como los dos primeros ejecutivos de la compañía.

Mariano Tomás

[email protected]