• Polémica en Cartagena de Indias por una placa que rendía homenaje a los más de 11.000 ingleses caídos en la batalla de 1741 contra España.
  • Según historiadores y habitantes de La Ciudad Heroica, es "lamentable que se haga un homenaje a quienes intentaron tomarse la ciudad".
  • Blas de Lezo infligió a Inglaterra la mayor derrota naval de su historia, hecho que ha sido deliberadamente olvidado por la historiografía británica.
  • 23.000 ingleses y 186 barcos fueron derrotados por 3.000 españoles y 6 barcos entre el 13 de marzo y el 20 de mayo de 1741.
La BBC informa de que el alcalde de la ciudad colombiana de Cartagena de Indias, Dionisio Vélez, dijo en la red social Twitter que pedirá la retirada de una placa que conmemora la derrota naval inglesa en su asedio de la ciudad, en 1741. Agregó que "más allá de esas buenas intenciones, lo cierto es que un gobernante debe reconocer que si tantos ciudadanos de diversos sectores consideran que dicho texto es un error, se impone rectificar. Y eso es lo que haré (…) Me dispongo a solicitar el retiro de la placa a la Corporación Centro Histórico, autora de la iniciativa, y a pedirle a la Academia de Historia de Cartagena que evalúe, si es posible, un nuevo texto".

La placa, en inglés y español, fue descubierta por el príncipe Carlos de Gales y Camilla Parker (ambos en la imagen), duquesa de Cornualles, durante su reciente visita a la ciudad.

"En memoria del valor y sufrimiento de todos los que murieron en combate intentando tomar la ciudad y el fuerte de San Felipe, bajo el mando del almirante Edward Vernon en Cartagena de Indias en 1741. Presentado por la Corporación Centro Histórico de Cartagena de Indias", reza el texto en honor de los más de 11.000 ingleses caídos en la batalla de 1741.

Claro, la susodicha placa ha suscitado numerosas y razonables críticas en la ciudad, que es conocida como La Ciudad Heroica, por la resistencia que presentaron las tropas locales, en inferioridad numérica, al asedio inglés, dice la BBC.

El gobernador de Bolívar, Juan Carlos Gossaín, por ejemplo, dijo que en este hecho se estaba confundiendo la diplomacia con la soberanía. "¿Por qué en Londres no le hacen un homenaje a los pilotos nazis que cayeron bombardeando la ciudad", pregunta el gobernador Gossaín, según recoge El Heraldo. 

Según historiadores y habitantes de la 'Heroica', es "lamentable que se haga un homenaje a quienes intentaron tomarse la ciudad", por lo que lo califican de "un gesto de ignorancia con la historia", como cita la revista digital El Metro. 

Claro, la BBC, al ser un medio inglés, omite que las susodichas 'tropas locales' que ganaron a las inglesas eran españolas. Y que esa derrota inglesa ha pasado intencionadamente desapercibida en la historiografía británica (al contrario que lo de la Gran Armada, llamada deliberadamente por los ingleses 'Invencible'). Y que al frente de esas tropas locales españolas estuvieron el virrey español Sebastián de Eslava y el insigne marino español Blas de Lezo.

Para ser más exactos, entre el 13 de marzo y el 20 de mayo de 1741 tuvo lugar en Cartagena de Indias una batalla -conocida como 'guerra de la oreja de Jenkins' o también, simplemente, como batalla de Cartagena de Indias- en la que España se jugó frente a Inglaterra algo más que una ciudad.

Los ingleses tenían 23.000 hombres frente a unos 3.000 defensores españoles (186 barcos frente a seis). Y trataron de conquistar la ciudad con la finalidad última de hacerse con el dominio de las posesiones españolas en América. Pero no lo consiguieron y fueron derrotados por las tropas españolas, formadas por tropas regulares, milicianos y vecinos sin ninguna experiencia militar.

Tan seguros estaban los ingleses del triunfo que la Corona inglesa mandó acuñar antes de tiempo medallas conmemorativas de la victoria, en la que se elogiaba como "héroe" al almirante Vernon.

La batalla, por tanto, era crucial para los intereses españoles. Como hemos dicho, en tal contienda se distinguieron por su valor y buen hacer el virrey de Nueva Granada, Sebastián de Eslava, y el marino Blas de Lezo, que era comandante general de Cartagena de Indias desde el 11 de marzo de 1739.

De este último, el almirante jefe del Estado Mayor de la Armada, Jaime Muñoz-Delgado y Díaz del Río, dijo en el catálogo de la exposición 'Blas de Lezo, el valor de Mediohombre', celebrada en el Museo Naval entre septiembre de 2013 y enero de 2014: "Blas de Lezo infligió a Inglaterra la mayor derrota naval de su historia y evitó que España perdiese la plaza de Cartagena de Indias, considerada estratégicamente como la 'llave de América'. Aunque su hazaña fue paradigma de la Marina que hizo de España la mayor potencia naval del Siglo XVIIII, tuvo la desventura de ser enterrado en 1741 en una tumba anónima".

Por otra parte, también se puede sugerir a los ingleses que descubran una placa en la Plaza de Trafalgar de Londres en honor de los soldados españoles muertos en combate en esa batalla naval el 21 de octubre de 1805; u otra placa por los soldados españoles que murieron ahogados por las tormentas que viajaban en la Gran Armada en 1588.  

José Ángel Gutiérrez
[email protected]