Su beneficio asciende a 1.300 millones de euros y todas las regiones están en números negros

La crisis ha hecho que muchas de las compañías que sobreviven hayan obtenido menores resultados que en años anteriores. En el caso de las multinacionales, el avance en Asia compensa las malas cifras de Europa.

Pero Coca Cola es una excepción. En el primer trimestre de 2011, el fabricante de refrescos consiguió un beneficio de 1.900 millones de dólares (1.300 millones de euros), un 17,7% más que en el mismo período de 2010. Sus ingresos mejoraron un 39,8% hasta los 7.525 millones de dólares tras un aumento del 6% en su volumen de ventas.

Las ventas mejoraron en los cinco continentes. Aunque Europa creció un 1%, la marca aumentó sus ventas un 8% en la región Eurasia-África, un 7% en América Latina, un 6% en América del Norte, un 5% en el Pacífico y un 1% en Europa.

Mariano Tomás

[email protected]