• En declaraciones a Hispanidad, denuncian que la empresa nunca ha tenido la intención de suavizar las condiciones del ERE, tal y como ha aparecido en algún medio de comunicación.
  • Iberian Partners sigue empeñada en despedir a 750 trabajadores, recolocar a otros 500 y cerrar 4 embotelladoras en una de sus mejores franquicias en el exterior.
  • La multinacional no hace caso a dos ministros del Gobierno, en concreto, ni a Guindos ni a Báñez.
  • El ministro de Economía y Competitividad recordó a la empresa de la 'marca de la felicidad' que hay medidas de flexibilidad "alternativas" a los despidos, que son la "peor solución".
  • Por su parte la ministra de Empleo y Seguridad Social confía en que "busquen alternativas al ajuste que no sea vía despidos".

La reunión de este miércoles para negociar el ERE planteado por Coca-Cola Iberian Partners ha acabado antes de lo previsto, pues los sindicatos, tanto Unión General de Trabajadores (UGT) como Comisiones Obreras (CCOO), se han levantado de la mesa porque "la multinacional no quería negociar ninguno de los puntos del ERE" y "no están dispuestos a retirarlo", según han señalado a Hispanidad fuentes sindicales.

De esta manera se demuestra que, la noticia de que Iberian Partners habría cambiado de actitud y estaría dispuesta a ceder es falsa, pues la empresa que dirige Sol Daurella sigue empeñada en despedir a 750 trabajadores, recolocar a otros 500 y cerrar 4 embotelladoras (Colloto, Fuenlabrada, Palma de Mallorca y Alicante). Y todo esto en una de las mejores franquicias en el exterior que tiene la famosa marca de refrescos, donde además actúa en una práctica situación de monopolio.

Además también se pone en entredicho el posible aumento de las indemnizaciones por despido y por las recolocaciones. Desde los sindicatos han afirmado que si la empresa finalmente ejecuta el ERE, a lo mejor se suavizan algunas condiciones.

La multinacional no hace caso a dos ministros del Gobierno que han hablado sobre el ERE planteado por esta empresa con beneficios en los últimos días. El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, recordó este martes a la empresa de la 'marca de la felicidad' que hay medidas de flexibilidad "alternativas" a los despidos, que son la "peor solución". Como por ejemplo, la reducción temporal de salarios por razones productivas antes que el despido.

Por su parte la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha afirmado este miércoles, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, que "esperamos que utilicen todas las medidas de flexibilidad interna y busquen alternativas al ajuste que no sea vía despidos". Además "confía en la responsabilidad de la empresa y de los representantes de los trabajadores" y espera que "la negociación termine en acuerdo".

Con esta última hora sobre el gigante de refrescos, el acuerdo, señora ministra, se prevé aún más difícil. Pero la esperanza es lo último que se pierde y esperemos que los responsables de la marcha del refresco "chispa de la vida" hagan honor a su eslogan y recapaciten en la ejecución del ERE.

Cristina Martín

[email protected]