• Durante el fin de semana ha habido movilizaciones en Madrid y en la ciudad levantina.
  • No se entiende que una empresa con beneficios, estimados en 900 millones de euros, eche a trabajadores.
  • El presidente de la multinacional en España, Marcos de Quinto, presume de que no tiene competencia en nuestro país.

Tras un fin de semana protagonizado por las protestas en Madrid y Alicante contra el ERE planteado por el gigante de refrescos, la semana no empieza mucho mejor. Y es que este lunes ya son dos de las cuatro fábricas, que Coca-Cola Iberian Partners quiere cerrar, las que están en huelga indefinida. Concretamente la de Fuenlabrada (Madrid) y la de Alicante, coincidiendo con los lugares de las protestas.

La fábrica madrileña fue la primera afectada en tomar esta iniciativa, que comenzaron el pasado viernes. Además el domingo, al grito de "Ya está aquí la marea roja" los manifestantes llegaron desde Fuenlabrada hasta la Puerta del Sol de Madrid, tras recorrer 20 kilómetros, para protestar contra el cierre de fábricas y los despidos.

Un día antes, el sábado, la ciudad de Alicante también vivió una manifestación en protesta por el ERE de la multinacional, con lemas como "Por el Empleo en Coca-Cola" o el popular "Si no se fabrica, no se consume", que también se escuchó en Madrid y que incluso circula por las redes sociales.

Y es que no se entiende, como ya les informamos en Hispanidad, que una empresa con beneficios eche a trabajadores. Los sindicatos señalan que tiene más de 900 millones de euros de beneficios al año en España, donde Coca-Cola es la mayor industria del sector agroalimentario. Además piden al Gobierno que intervenga.

La multinacional se jacta en su propia web corporativa de ser la "marca favorita de los españoles y la más vinculada con la felicidad", pero esto puede empezar a cambiar a partir de ahora en nuestro país, si la compañía de refrescos sigue empeñada en acometer su reestructuración en una de sus mejores franquicias en el exterior. Además cuenta con cerca de 400.000 clientes en España y su última campaña, la de las latas y botellas personalizadas, ha supuesto un gran éxito de ventas.  

Pero no solo eso, en su web también señalan su compromiso con la sociedad y con el medio ambiente. Pues sinceramente no parece un compromiso con la sociedad el hecho de despedir a trabajadores y menos con la situación que tenemos en estos momentos en España, donde la tasa de paro es del 26%.

Además en nuestro país, la multinacional denominada como "la marca de la felicidad" o "la chispa de la vida" no tiene una competencia destacada y prácticamente actúa en situación de monopolio. Su propio presidente en España, Marcos de Quinto, presume de que no tiene competencia en nuestro país.

El cierre definitivo de las fábricas se hará el próximo 28 de febrero, así que aún hay tiempo para negociar, pero las cosas se están poniendo difíciles porque Coca-Cola no está dispuesta a ceder y los sindicatos se niegan a aceptar el ERE.

Cristina Martín

[email protected]