Y llegó lo tan temido. La nueva presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez (en la imagen) no se ha atrevido a prorrogar la prohibición de las posiciones cortas, una medida especulativa que ha hecho mucho daño a la cotización de los bancos e industrias españolas cotizadas.

Es que otros países no lo hacen. Por supuesto, la especulación no es lo fuerte de España, afortunadamente. La especulación es lo fuerte del mundo anglosajón y de sus clones asiáticos. Por eso la primera plaza financiera es Nueva York y la segunda es Londres. Y la tercera, Japón.

Los especuladores -que para no existir, según los capitalistas, hacen mucho daño y provocan muchas normas- se ensañan con el cotizante de tamaño medio y acaban ganando a costa de descapitalizar a la compañía y fastidiar al pequeño accionista. Sin entrar en ejemplos, las posiciones a pérdidas no son más que un ejemplo de cómo lo grande malo se come a lo pequeño bueno.

Es la primera metedura de pata de un mujer que siempre he reconocido como muy capaz, al frente de la CNMV. Todavía no ha conseguido hacerse con ella, dado que el Zapaterismo hizo de la CNMV su precio personal, y la izquierda sabe enquistarse en las instituciones mucho mejor que la derecha, pero esto sí podía haberlo hecho. ¿Prórroga Y prórroga permanente si es menester. Contra la especulación hay que luchar a mandoble limpio.

Eulogio López

[email protected]