• Bankia es el principal damnificado.
  • Los fondos buitre pueden provocar una sangría en valores pequeños y medios y, en especial en Bankia, nacionalizado y en proceso de saneamiento.
  • Las operaciones en corto son otras muestras más de especulación financiera.

Bankia, banco nacionalizado y en proceso de saneamiento, ha sufrido el ataque de los operadores en corto, los famosos bajos. El propio presidente del Grupo, José Ignacio Goirigolzarri, ha aludido a este tipo de operaciones buitre como el causante del desastre bursátil de su entidad durante los últimos días.

No es que la cotización sea lo que más preocupa a Goirigolzarri pero lo cierto es que molesta cara a cualquier cosa: por ejemplo, cara a la conversión de preferentes.

Las operaciones en corto son una de las más repugnantes muestras de especulación bursátil. No benefician salvo a quienes las ponen en marcha. Se prohibieron en su día, pero siempre al rebufo de las prohibiciones de Francia e Italia. Para no perder mercado bursátil (¿es tan importante el mercado bursátil) la presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, las levantó en cuanto lo hicieron las bolsas de París y Milán.

Pues bien, ahora tres bancos medianos: Bankia, Popular y Sabadell, vuelven a presionar a la presidenta de la CNMV para que prohíba las operaciones en corto. Rodríguez no quiere que España sea la abanderada de la nueva prohibición, pero debería hacerlo.

Eulogio López

[email protected]