• La nueva emisión ofrece un 5% a los suscriptores y un 2% de comisión a los bancos. Coste total: 7%.
  • Emisión de deuda patriótica para pagar deuda patriótica: un desastre.
  • Hablamos de 2.000 millones de euros que aseguran 14 entidades.
  • Curiosa política la de Artur Mas: fortísimo ajuste con extra-endeudamiento.

 

El político es el único hombre que tropieza indefinidamente en la misma piedra. La Generalitat, que preside el nacionalista Artur Mas, ha vuelto a tropezar con una nueva emisión de bonos patrióticos: apela a la ciudadanía para que, a partir de 1.000 euros, compren bonos a un año (4,5%) o a dos (5%). Buena rentabilidad sin duda, muy superior a la de deuda estatal a corto plazo.

Pero lo peor es que, encima, se aporta una comisión media de 2% a los bancos colocadores y aseguradores (con esa rentabilidad, asegurar resulta relativamente sencillo).

Y lo peor: no es deuda para pagar al maestro de Badalona, es deuda para pagar la deuda con la que se pagó al maestro de Badalona.

Sorprende que el Gobierno Artur Mas, que ha forzado unos durísimos recortes en prestaciones sociales a la ciudadanía, recurra a una financiación carísima, donde ganan los titulares, mientras no se produzca una quiebra. Se trata de una financiación  donde quienes seguro que ganan, y cobran los primeros son los bancos.

Al final, un coste del 7% a corto: demasiado.

Eulogio López

[email protected]