• Hace poco más de un año se declaraba católico el 71,4%.
  • El paro sigue siendo el principal problema para los españoles, según la encuesta del CIS.
  • La preocupación por la corrupción y el fraude vuelve a ocupar la segunda posición y aumenta en casi seis puntos porcentuales.
  • La mitad de los españoles cree insuficientes los servicios para discapacitados. 
Según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de diciembre, en materia religiosa, el 70,4% de los encuestados se declaran católicos -aunque los datos del año pasado fueron mejores-, que para los tiempos que corren no está nada mal; el 15,8% no creyentes; el 9% ateos y el 2,6% creyentes de otra religión. Aunque tan solo el 14,6% acude a misa casi todos los domingos y festivos.

El paro seguía siendo la primera preocupación para el conjunto de los españoles en diciembre, aunque preocupa un poco menos que en noviembre. El 77 por ciento lo situó como uno de los tres primeros problemas del país, frente al 77,7 que lo hizo el mes anterior.

Además, la preocupación por la corrupción y el fraude vuelve a ocupar la segunda posición y aumenta en casi seis puntos porcentuales (lo cita un 37,6% frente al 31,8 que lo hizo el mes anterior).

Los problemas de índole económica se sitúan en el tercer lugar y confirman la tendencia a la baja que viene sufriendo desde el barómetro del mes de abril. Un 29,7% lo cita como preocupación frente al 31,1 que lo hacía en noviembre.

Desciende también la preocupación por los políticos en general y por los partidos, con un 26,2% de los encuestados que lo cita frente al 29,7% que lo hizo en el pasado barómetro, aunque sigue siendo el cuarto problema que más preocupa.

La preocupación por la Sanidad, que había alcanzado su máximo histórico el pasado mes de octubre (13.4%), vuelve a valores similares a los de septiembre, con un 10,9% de los ciudadanos que la cita.

Por otra parte, el 57,1 por ciento de los españoles cree que los servicios sanitarios y sociales que proporciona la sociedad a las personas con discapacidad son "más bien insuficientes", al igual que las prestaciones económicas y beneficios fiscales que las administraciones conceden a este colectivo, tal y como opina el 49,4 por ciento.

El 65,8 por ciento de los encuestados opina que en los diez últimos años la asistencia y apoyo a las personas con discapacidad en España ha mejorado "poco" o "nada".

Si bien el 70 por ciento de los españoles opina que el Estado es el principal responsable de mejorar la integración y condiciones de vida de este colectivo, seguido de las comunidades autónomas (44,6%), sin embargo no llega al 20 por ciento los que creen que verdaderamente lo hacen.

Por contra, el 29,5 por ciento cree que las ONG, fundaciones y asociaciones son las entidades que más se responsabilizan de las personas con discapacidad.

Andrés Velázquez
[email protected]