-A cambio de crédito de 10.000 millones de euros.

-La clave del descontento: la quita a los depositantes.

-Y eso que el Gobierno alemán quería imponer un castigo aún más duro.

-El Parlamento chipriota votará la medida este martes.

-Las entidades financieras del país no abrirán hasta el miércoles.

-Alemania pone al mercado contra las cuerdas: caen con fuerza las bolsas europeas. La prima de riesgo española ha vuelto a las andadas: ha superado los 370 puntos básicos, y la rentabilidad del bono a diez años, otra vez por encima del 5%.

Es, sin duda, la noticia de este lunes. El rescate a Chipre. El pasado viernes, los ministros de Finanzas de la eurozona acordaron conceder un crédito de 10.000 millones de euros al pequeño país europeo. La contrapartida: una tasa del 6,75% sobre los depósitos de hasta 100.000 euros y del 9,9% en los depósitos superiores a esta cantidad. Además, se aumentará el impuesto de sociedades del 10% al 12,5%. El objetivo es recaudar 5.800 millones de euros.

Nada más conocerse la noticia, los ciudadanos del pequeño país se apresuraron a retirar su dinero de los bancos, pero las autoridades ya habían prohibido realizar transferencias con este fin. Es más, las entidades permanecerán cerradas hasta este miércoles.

A pesar de la dureza de las medidas, el Gobierno alemán era partidario de aplicar un castigo aún mayor. Según publica El País, tanto el FMI como el ministro de Finanzas alemán, Wolgang Schäuble, querían imponer una quita del 12% sobre todos los depósitos, con el fin de recaudar algo más de 7.000 millones de euros. Austria, Finlandia y Holanda se mostraron a favor. Sin embargo, la mediación de la Comisión, apoyada sobre todo por España e Italia, permitió rechazar esta medida.

Eso sí, el ministro Schäuble se ha apresurado este domingo a aclarar que su Gobierno no quería imponer una quita a los depositantes. "Evidentemente, habríamos respetado la garantía de depósitos para cuentas superiores a los 100.000 euros, pero el Gobierno chipriota, la Comisión y el BCE optaron por esta decisión, que ahora tendrán que explicar al pueblo chipriota", ha aclarado.

Sea como fuere, el presidente de Chipre, Nicos Anastasiades (en la imagen), ha aplazado hasta este martes la votación sobre esta controvertida medida. Para evitar la retirada masiva de dinero, las autoridades del país han acordado mantener cerrados los bancos hasta este miércoles.

Como no podía ser de otra manera, esta situación ha afectado negativamente a España. La prima de riesgo ha vuelto a escalar hasta los 370 puntos básicos -tanto porque ha subido como porque la alemana ha bajado-, y el interés del bono a diez años ha vuelto a superar el 5%, es decir, se ha vuelto a encarecer nuestra financiación. Justo lo contrario de lo que ha sucedido en Alemania, que ha visto cómo han disminuido los intereses que tiene que pagar por su deuda.

Y es que Merkel, diga lo que diga, se está cargando Europa.

Pablo Ferrer

[email protected]