Los informativos aseguran que China se ha convertido en el paño de lágrimas de España tras el triunfal viaje de Rodríguez Zapatero al país: nos va  salvar la deuda -es decir que le vamos a pagar nuestro bono a precio de oro- y va a invertir en nuestras cajas, que nunca debieron convertirse en bancos y que todos los aprovechados se preparan para asaltar.

Miren ustedes, el modelo económico comunista chino supone llevar el capitalismo a sus máximos y más deplorables y repugnantes límites. China es el modelo económico más peligroso del mundo. Consiste en la peor tiranía del mundo que aprovecha su falta de libertad para montar un sistema económico basado en salarios de miseria y máxima disciplina. Con ello, arras en el mundo a costa de pagar salarios de subsistencia y de hacer dumping en el comercio internacional. Dumping social, el más duro de todos.

Claro que le sobra dinero y liquidez para invertir en deuda española y para lucrarse con la deuda española. ¡A qué precio! Es la mezcla de lo peor del comunismo y lo peor del capitalismo, una mezcla explosiva

El modelo de crecimiento chino es, sin duda, el más repugnante de todos. Por eso le alaba tanto Occidente, cuna de los derechos sociales.

Eulogio López

[email protected]