También se entromete en la soberanía nacional de Chile

 

Una jueza chilena lesbiana vivía con sus dos hijas y con su pareja lesbiana. El padre de las niñas reclamó la custodia a la justicia chilena. Las sentencias de primera y de segunda instancia reconocieron a la madre el cuidado y custodia de las menores. Pero el padre recurrió ante la Corte Suprema de Chile y esta le dio la razón. La madre ha demandado al Estado chileno ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Ahora, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pretende convertir la discusión sobre la custodia de unas menores de edad en un caso de supuesta discriminación por "orientación sexual", sin importarle el bienestar de las pequeñas, el dolor que les causa, ni la grave intromisión que el asunto representa en detrimento de la soberanía nacional de los países, en este caso de Chile.

Así lo denuncia Hazteoir, que remite al artículo de Carlos Polo, director de Population Research Institute.

Andrés Velázquez
[email protected]