Gracias al gas no convencional, Estados Unidos ha pasado de importador de gas a exportador

 

Lo llaman Gas no convencional, o gas de pizarra, pero podríamos llamarlo gas de roca o gas de piedra. Nuevas tecnologías como el uso de agua a presión han conseguido que las reservas tanto de petróleo como de gas se multipliquen en el mundo: donde antes no se sacaban sino piedras ahora se saca crudo y gas en grandes cantidades.

Tiene un pequeño problema de contaminación pero los norteamericanos continúan prefiriendo energía barata a energía verde. Al parecer le preocupan más las personas que el planeta.

El caso es que Gas Natural Fenosa ha firmado con la norteamericana Chenerie el

contrato más voluminoso de los últimos tiempos: 5 bcm de suministro anual con libertad de destino. En definitiva, que se reserva la facultad de dedicarlo para uso propio o para trading.

Eulogio López

[email protected]