El vocal del CGPJ pidió con beligerancia la dimisión de Dívar y ahora debería seguir su ejemploHoy ha informado El Mundo de que el vocal del Consejo General del Poder Judicial Félix Azón, uno de los más beligerantes en pedir la dimisión del presidente, Carlos Dívar, por sus gastos de viaje, empleó 6.600 euros del presupuesto del CGPJ en desplazarse una semana a Sydney (Australia) para participar en una conferencia internacional sobre formación de jueces en la que presentó una ponencia.

El viaje se prolongó desde el domingo 25 al sábado 31 de octubre de 2009, aunque la conferencia acabó el jueves 29. Azón justificó su permanencia en Australia al margen de la finalidad oficial del desplazamiento diciendo que "era más barato" regresar dos días más tarde. Y añadió que la Comisión Permanente que autorizó el viaje habilitó 10.000 euros aunque "no gasté más de 6.600".

Recientemente, Carlos Dívar explicó en la COPE en qué gastó esos casi 13.000 euros por los que se le ha exigido la dimisión, que finalmente presentó: "Yo elegí Marbella porque soy de allí y porque dentro de mis posibilidades hay que pensar que han sido once viajes en 4 años casi, que salen a menos de un viaje cada dos meses. No es tanto lo que se presenta. Yo estaba en Marbella, iba a Algeciras, iba a Málaga, he tenido encuentros de la semana jurídica malacitana, y otros muchos que se han producido estando yo en Málaga, además, de actos públicos. ¿Cómo se ha empleado este dinero público? Se ha empleado, siempre que ha sido público, en actos que tenían un carácter de este tipo: conferencias, semanas jurídicas, visita a Cádiz dos veces -una con ocasión de la Cumbre Jurídica Hispanoamericana, otra conmemorativa del bicentenario de la Constitución con motivo de la visita de los reyes, y así han sido todos los viajes. Y aquellos que yo he usado particularmente o me he quedado algún día más, esos los he pagado yo por mi cuenta y he presentado los recibos correspondientes en los que está perfectamente justificado, viajes, comidas, etc., que las que he hecho particularmente las he pagado yo. Aquello que tenía un carácter oficial dentro de las distintas actividades que tiene un presidente de un poder del Estado esas han sido de carácter oficial. Y además luego se ha querido mezclar todo, se ha dicho que una cosa estaba envuelta en la otra...". "Once viajes en cerca de 4 años", "y en 2012 todos los viajes y gastos los pagué yo por mi cuenta".

Según la información de El Mundo, Félix Azón permaneció dos días más en Australia, tras concluir su viaje 'de trabajo'. Siguiendo el mismo rasero aplicado al señor Dívar, ¿debería dimitir?

Está claro que sí. ¿Dimitirá o se le hará una brutal campaña, como se le ha hecho a Dívar? Seguramente no. Pero por decencia democrática, Azón debería hacerlo, siguiendo el ejemplo ético de su jefe, aquel a quien pidió su dimisión con tanta beligerancia.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]