• Esperanza Aguirre quiere privatizar el canal "de inmediato".
  • Mientras tanto, la consultora PricewaterhouseCoopers prepara un ERE que afectará a 800 empleados del canal autonómico.
  • En la sede de Telemadrid hay malestar, tanto por el ERE en sí como por el hecho de que lo vaya a diseñar la consultora donde trabaja Isabel Linares, exdirectora general del Ente público madrileño.
  • Además, temen que tras la privatización, el canal pase a ser puramente temático.
  • Y, por si fuera poco, en el sector se quejan de que al presidente del Atlético de Madrid y dueño del canal 8 Madrid le van a dejar una televisión saneada económicamente.

Las cuentas no salen, y por eso la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, quiere privatizar el canal autonómico "de inmediato". Y aunque será un concurso abierto, el nombre que más suena para hacerse finalmente con Telemadrid es Enrique Cerezo (en la imagen) que, por cierto, ya posee el canal local 8 Madrid, que sólo emite películas, sobre todo españolas.

Pero en la sede de la corporación, en la Ciudad de la Imagen, en Pozuelo de Alarcón, hay malestar, no sólo por el ERE que les acecha y que afectará a unos 800 empleados, sino porque la consultora que lo va a preparar es PricewaterhouseCoopers, la misma en la que trabaja, -como Senior Counsellor para el sector público- la anterior directora general de Telemadrid, Isabel Linares.

Y, claro, en el sector no ha sentado nada bien que el presidente del Atlético de Madrid se vaya a quedar con el canal autonómico, eso sí, con los cambios necesarios ya hechos para poder competir en el mundo audiovisual. Eso sí, si la plantilla de Telemadrid es de 1.180 trabajadores, y el ERE previsto afectará a 800 empleados, el futuro del canal autonómico, con una plantilla resultante de 380 trabajadores pasa por quedarse como un canal meramente temático. Además, Cerezo no sabe hacer televisión. Al menos, nunca la ha hecho. Sólo emite películas.

Miriam Prat

[email protected]