No es mal resumen -es decir, es muy bueno- el que hace de la Asociación de Internautas sobre la nueva decisión del controvertido CAC, Consejo Audiovisual de Cataluña, nacido, se supone para defender la libertad periodística y convertirlo ahora en gran organismo censor.

La prensa no les preocupa al CAC porque la prensa está quebrada. En paralelo, al poder no le preocupa la radio y la TV porque se guía por un sistema concesional: les tiene pillados.

Pero con Internet no pueden. Ahí sí que no. Porque Internet no es un medio sino una infovía incontrolable. Afortunadamente. Sólo que el CAC aún no se ha dado cuenta. Por eso quiere controlar Internet mediante licencias. Hitler y Stalin hubieran hecho lo mismo.

Eulogio López

[email protected]