• Tras el ERE de 250 trabajadores en la división de Cemento, la empresa ha comunicado a los sindicatos otro expediente en Hormigón, mortero y áridos, que afectará a 299 trabajadores.
  • Además, la filial de FCC ha convocado a sus accionistas a una junta extraordinaria el próximo 7 de noviembre para aprobar la ampliación de capital.
  • Todo esto se enmarca dentro del acuerdo de refinanciación de los 1.480 millones de euros de deuda que la compañía cerró en julio.

Cementos Portland continúa dando pasos para lograr salir adelante a pesar del desplome del sector cementero en nuestro país. Ahora, tras el ERE que afectará a 250 trabajadores de la división de Cemento, y según fuentes sindicales, la compañía que preside Juan Béjar (en la imagen), acaba de comunicar a los representantes de los trabajadores otro Expediente de Regulación de Empleo para la división de hormigón, mortero y áridos.

La medida afectará a 299 empleados. En total, la compañía reducirá su plantilla en 549 trabajadores. Antes de estos expedientes la empresa contaba con 2.000 empleados: 1.000 en cemento y otros 1.000 en hormigón, mortero y áridos.

Además, como parte del plan de saneamiento, la cementera tiene previsto ampliar capital en 100 millones de euros. Para aprobarla, ha convocado junta general extraordinaria de accionistas el próximo 7 de noviembre. Para conocer el precio de los nuevos títulos tendremos que esperar hasta la primera semana de octubre.

En cualquier caso, la ampliación de capital presenta derecho de suscripción preferente y cuenta con el respaldo de la compañía. Así, FCC -que tiene el 70% de Cementos Portland- ha anunciado que cubrirá todo el importe que no tomen otros inversores.

Todos estos movimientos se enmarcan dentro del acuerdo de refinanciación de la deuda de la empresa, que asciende a 1.480 millones de euros, y que se cerró en julio. Entonces, Béjar firmó un acuerdo con las entidades financieras para extender el vencimiento de 1.114 millones de euros, y reestructuró la deuda de 430 millones de la filial norteamericana Giant a través de una emisión de bonos.

Ahora queda la ampliación de capital y ajustar el tamaño de la compañía a la realidad del sector cementero en España.

Pablo Ferrer

[email protected]