• El consumo de cemento en España ha caído más de lo previsto.
  • La compañía abordará EREs temporales y cierres temporales de fábricas, cerrará instalaciones no rentables, venderá activos no estratégicos, ajustará personal en su estructura corporativa y reducirá salarios.
  • El grupo ganó 61 millones de euros en el primer trimestre, pero gracias a las plusvalías de la operación de Lemona y Uniland.
  • Sin estos extraordinarios, habría perdido 27,7 millones de euros.

La industria del cemento es totalmente cíclica. Si la economía crece, el sector también. Pero si la economía entra en crisis… Además, el cemento no es un producto que se exporte. Se fabrica directamente allá donde está la demanda. Por eso, los resultados del primer trimestre que ha presentado Cementos Portland Valderribas (CPV) presentan una caída del EBITDA del 57,5%, hasta los 5,6 millones de euros. La cifra de negocio ha sido un 22% inferior a la del primer trimestre de 2012, hasta alcanzar los 121,8 millones de euros.

Además, la caída del 29% de la demanda de cemento en España no se ha visto contrarrestada por el inicio de la recuperación del mercado en EEUU y la demanda de Túnez. Aún así, la cifra de negocio fuera de nuestro país ya representa el 57% del total.

Visto lo visto, la filial de FCC presidida por José Luis Sáenz de Miera (en la imagen) ha decidido revisar su plan de negocio 2012-2021 y realizar más ajustes. Según el documento remitido a la CNMV, la cementera cerrará temporalmente fábricas en España, con los consiguientes expedientes de regulación de empleo (ERE) temporales, cerrará negocios de hormigón, mortero y áridos no rentables, ajustará la estructura corporativa, tanto de personal como de oficinas, venderá activos no estratégicos y reducirá salarios.

A todo esto, el grupo ha anunciado que ganó 61,6 millones de euros hasta marzo, pero gracias a las plusvalías de 105 millones de euros de la operación de Lemona y Uniland. El 25 de marzo pasado, Cementos Portland vendió Cementos Lemona y la terminal cementera de Ipswich (Reino Unido) a CRH, a cambio de su participación del 26,3% en Uniland. Sin estas plusvalías, CPV habría perdido 27,7 millones de euros.

Pablo Ferrer

[email protected]