• Guindos apura al Grupo 2: no quiere intervenir más bancos.
  • Si a Liberbank, Ceiss, C3 y BMN no les bastara con los 1.865 millones recibidos de Europa, se intentaría la adjudicación directa... que siempre resulta carísima.
  • El primer candidato para Ceiss sería Unicaja, pero no se le considera con peso suficiente.
  • Por su parte, Ibercaja insiste en que C3, sobre todo la CAI (Caja de Ahorros de la Inmaculada), debe dejar de pagar jubilaciones doradas.
  • BMN tiene un factor político añadido: el ministro De Guindos dirigió el Comité de auditoría.
  • Y Liberbank debería acelerar la veta de participadas, aunque no es en lo que se deposita más confianza.

Al ministro de Economía, Luis de Guindos, no le preocupan los bancos nacionalizados (Bankia, NCG Banco y Catalunya Banc), todos ellos ya en trámite. Lo que le preocupa es el Grupo 2 (Liberbank, BMN, Ceiss y C3), el famoso Grupo 2, que este lunes recibía la confirmación definitiva de los créditos blandos europeos, o 1.865 millones de euros para su recapitalización. ¿Lograrán sobrevivir en solitario Es una buena pregunta. En su lenguaje apocopado y aproximadamente ininteligible, el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre lo explica así: "Respecto al grupo dos, el calendario, la situación, es la prevista, hay algunas empresas, hay unos bancos que han recibido parte de apoyo público pero no pasan a tener mayoría del FROB y en consecuencia siguen en el sector no nacionalizado y no hay ninguna previsión de que eso vaya a cambiar". ¿Lo cogen

En plata, Luis de Guindos se niega a nacionalizar -e incluso a intervenir-, ninguna entidad. Desde el FROB se les insta a que solucionen sus problemas sin que necesiten mayor provisón de fondo. Y en el FROB, ojo, no rechazan el troceo.

Liberbank puede lograrlo, aunque deberá acelerar el proceso de venta de sus participadas y endeudarse con cocos lo menos posible.

BMN es quien posee más riesgo 'político' en el sentido de que el propio ministro De Guindos fue consejero de la entidad y director de su comité de auditoría. Pero BMN ya ha entrado en la técnica del troceo: ha vendido su red en Cataluña al Sabadell y eso siempre es una idea.

C3 no es un asunto terminado. Ibercaja insiste en que la absorberá pero no está dispuesto a que sus actuales directivos sigan prejubilándose con generosidad... hacia ellos mismos. Para ser más exactos, la advertencia va contra los de la CAI (Caja de Ahorros de la Inmaculada).

Y lo que más preocupa es Ceiss, con mucho. Las antiguas Caja Duero y Caja España están peor que sus compañeras. Unicaja se dio de baja, pero Braulio Medel (en la imagen) exige ahora más ayudas si quieren que vuelva a hacerse con ella.

Eulogio López

[email protected]