Tras la polémica sobre el salario de Fernando Casado (600.000 euros) la entidad catalana estudia más desinversiones

 

Fue el consejero de Economía saliente, Antoni Castells, quien prometió a Fernando Casado un salario de 600.000 euros si accedía a sustituir a Narcís Serra en la Presidencia de Caixa Catalunya. Así que Adolf Todó, tras unirse la entidad a Manresa y Tarragona, se ha visto con un problema, porque la Presidencia de Casado no deja de ser honorífica. Al mismo tiempo, el cambio de Caixa Catalunya a Catalunya Caixa ha salido por otros 600.000 euros.

A lo mejor son esos gastos los que han animado al gestor Adolf Todó a estudiar nuevas desinversiones. Por ejemplo, en Repsol, donde posee el 1,2% del capital, en unión con Criteria. Por cierto, La Caixa ya ha dicho que no piensa vender su participación (13%) en la petrolera.

Miriam Prat

[email protected]