• El Constitucional avala la supresión de sueldos a los diputados de Castilla-La Mancha.
  • El PP aprobó en solitario reducir el número de diputados en Castilla-La Mancha de 49 a entre 25 y 35 diputados.
  • Castilla-La Mancha recurrió al Supremo la readmisión de medio millar de interinos despedidos en agosto de 2012. 
Victoria de la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal (en la imagen). El Tribunal Constitucional ha considerado legítima su decisión de suprimir las retribuciones fijas que, hasta 2013, percibían los parlamentarios autonómicos. El tribunal ha decidido avalar la resolución que el Parlamento regional votó y aprobó para que sólo los diputados con dedicación exclusiva pudieran cobrar un sueldo. El fallo ha sido apoyado por la unanimidad de los magistrados que componen el pleno del Constitucional, que han rechazado así el recurso de inconstitucionalidad que presentaron 50 senadores del grupo socialista.

Resulta curioso que el PSOE haya recurrido al Tribunal Constitucional aquello que los ciudadanos han venido reclamando desde el inicio de la crisis: rebajar el gasto público, reducir el número de políticos y ahorrar en sueldos públicos pagados con el dinero de todos los españoles.

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, aludió ayer a una "reivindicación de la clase política" de la región, donde, según dijo, "hay personas que se dedican a la actividad política representando a los ciudadanos y lo hacen sin tener un sueldo por ello".

Y es que si hay una política que ha cumplido con esa expectativa ha sido Cospedal. Y ha predicado con el ejemplo. Recientemente, en febrero de este año, la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados aprobó, con el único apoyo del PP y la abstención de CiU, la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha, por el que reducirá el número de parlamentarios autonómicos de los 49 actuales a una horquilla de entre 25 a 35 en las Cortes de la región.

Esa medida supone un ahorro de cerca de 1,7 millones: 1,3 millones por la eliminación de 24 parlamentarios (cada uno cobra de media 57.000 euros anuales) y otros 285.000 euros por el ahorro en las retribuciones de los que se mantienen. A partir de entonces, únicamente cobrarán los 13.000 euros anuales en concepto de indemnizaciones por asistir a plenos o comisiones, de los que se celebran al año, de media, 32 y 10, respectivamente, explicó La Razón.

Sin embargo, también en febrero de este año, Cospedal tuvo que readmitir a los casi 500 interinos despedidos de la Junta en agosto de 2012, siguiendo el fallo del Tribunal Superior autonómico. La también secretaria general del Partido Popular señaló que la comunidad autónoma acata y cumple la sentencia del Tribunal Superior de Castilla-La Mancha (TSJCM). Pero, a la vez, recurrió el fallo ante el Tribunal Supremo.

Hoy toca alabar a la política del PP porque está haciendo lo que los ciudadanos veníamos reclamando: menos mamandurria de dinero público, que se gaste solo lo imprescindible.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]