"No comento procesos judiciales y mucho menos maniobras de la Defensa", ha manifestado. Un eufemismo alude al chantaje implícito del socio de URdangarín. 

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría no da puntada sin hilo. Ha sido preguntada este viernes sobre los supuestos intentos del ex socio de Urdangarín, Diego Torres, de enfangar a la monarquía al sacar a la luz unos e-mails relacionados con el viaje a Valencia de Corinne Zu Sayn Wittgestein, colaboradora y amiga del Rey, con motivo de su asistencia a un acto organizado por la Fundación Nóos.

La vicepresidenta se ha mostrado cauta y muy cerebral en su respuesta, y aunque algunos esperaban una defensa de la monarquía, ha descalificado con palabras muy bien elegidas la actuación de Torres: "No comento procesos judiciales y mucho menos maniobras de la defensa". También podría haber utilizado la palabra 'estrategias', pero prefirió usar maniobras, que, evidentemente, suena más marrullera. Dicho con otras palabras, la vicepresidenta está aludiendo al chanaje implícito de Diego Torres, que utiliza al Rey en su defensa ante los tribunales.

Fuentes cercanas al Gobierno han señalado que la respuesta ha sido espontánea.

Sara Olivo

[email protected]