• La Nación: "A Brufau no le tienta en absoluto volver a asociarse con el país que lo expropió".
  • Clarín: "El mensaje (de Repsol) es que no quieren más propuestas transmitidas por intermediarios ni versiones sobre extrañas presiones".
Como se ha informado, el Consejo de Administración de Repsol ha decidido por unanimidad rechazar la propuesta presentada por el Gobierno argentino para compensar la nacionalización de YPF el pasado año.

La petrolera ha indicado en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que la oferta era "insatisfactoria para los intereses de la compañía" porque "no responde en su cuantía a la pérdida sufrida por Repsol", aunque valora el "interés" del Gobierno argentino por lograr un acuerdo. La propuesta, estimada en 5.000 millones de dólares (3.823 millones de euros), implicaba la creación de una sociedad en la que Repsol tendría una participación del 47% para explotar una pequeña parte del yacimiento de Vaca Muerta y un pago en bonos que tendría que ser reinvertido en dicha sociedad.

La prensa argentina recoge la noticia en sus versiones digitales. Según explica La Nación, "Repsol reclama una compensación de 10.500 millones de dólares como condición para retirar sus litigios internacionales, que hasta ahora han trabado la aparición de los inversores que el Gobierno necesita para explotar Vaca Muerta. Fuentes allegadas a la empresa admiten que podría aceptar un acuerdo por el valor de libros, que ronda los 6.000 millones de dólares. Pero el pago debería incluir activos líquidos. A Brufau no le tienta en absoluto volver a asociarse con el país que lo expropió y teme que firmar un acuerdo como el que propone la Casa Rosada haga derrumbar la acción de la petrolera".

Y añade este periódico: "Después de haber amenazado con no pagar un centavo, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner (en la imagen) asumió hace meses que tendrá que compensar a Repsol por la expropiación del 51% de sus acciones en YPF, votada por el Congreso en abril de 2012. Pero no reconoce a Brufau como negociador. Es más, se propone tumbarlo a la distancia. A juzgar por los resultados, le van quedando pocas cartas por jugar".

Por su parte, Clarín señala que fuentes de Repsol destacaron la condición de que el "acuerdo negociado" se realizara "a través de los cauces societarios". "El mensaje -dice Clarín- es que no quieren más propuestas transmitidas por intermediarios ni versiones sobre extrañas presiones. Las ofertas tienen que ser dirigidas, directamente al Consejo". Como reiteró una fuente a Clarín, la estrategia para la recuperación del valor de la expropiación de YPF "se decide en el Consejo de Administración".

Andrés Velázquez
[email protected]