El dueño del Bar Faisán sitúa al inspector Ballesteros en el establecimiento en el momento del chivatazo, aunque no afirma que él fuera quien diera el soplo
Continúa la investigación en torno al caso Faisán y este martes el juez de la Audiencia Nacional Ángel Ruz ha interrogado al dueño del bar Faisán de Irún, Joseba Elosúa, para preguntarles si reconocía al inspector José María Ballesteros como la persona que alertó sobre la existencia de una operación contra el aparato de extorsión de ETA.

Aunque Elosúa no ha reconocido al inspector, su confesión ha situado al investigador en el momento del soplo, por lo que el círculo se cierra en torno al Ministerio del Interior, que en ese momento dirigía el actual vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba y a los investigadores implicados en el caso, como José María Ballesteros, así como al ex director general de la Policía, Víctor García Hidalgo; el jefe superior de Policía del País Vasco.

Andrés Velázquez
[email protected]