• La fiscalía pidió la nulidad del caso al considerar que no existen pruebas que justifiquen su apertura y que muchas de las practicadas no se ajustan a derecho.
  • Mientras tanto, el sindicato de funcionarios personado en la acusación acusa al fiscal Agustín Hidalgo de comportarse como un abogado defensor  de Blesa.
  • El Banco de España calificó en un informe la compra del Banco de Florida como arriesgada e imprudente.
  • Sin embargo, nada hizo por impedirlo.
'Manos Limpias', el sindicato de funcionarios que ejerce la acusación particular en el Caso Blesa, ha pedido la recusación del fiscal Agustín Hidalgo, por considerar que está entorpeciendo la causa  y que actúa más como abogado defensor que como fiscal.

Para ello ha presentado un escrito ante la Fiscalía General del Estado que pide que se le sustituya por otro colega en el proceso que se sigue contra Miguel Blesa (en la imagen) en el Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid, cuyo titular es Elpidio José Silva Pacheco.

No es de extrañar la postura del sindicato, ya que Agustín Hidalgo ha pedido la nulidad del proceso al  considerar que no existen pruebas que justifiquen la apertura del caso que investiga el crédito de 26,6 millones de euros concedidos a Gerardo Díaz Ferrán, así como la compra del City National Bank de Florida por parte de Caja Madrid. También se opuso a la prisión provisional eludible bajo fianza solicitada por la acusación, que fue admitida por el juez Elpidio Silva.   

Blesa salió en libertad el pasado sábado tras reunir una fianza de 2,5 millones de euros. Sólo pasó una noche en prisión. En el escrito de recusación, Manos Limpias reprueba que el fiscal haya mostrado en sus actuaciones verbales y escritas una actitud "presuntamente condescendiente" con los querellados, y eso a pesar de la "enorme trascendencia e importancia" que para los españoles ha tenido la gestión de Caja Madrid.

Afirman, así mismo, que Agustín Hidalgo "ha mostrado una falta de respeto tanto al instructor como a la acusación popular" y que "su presencia física ha tenido que ser requerida en varios momentos". El Banco de España, en un informe, calificó como de "arriesgada e imprudente" la compra del Banco de Florida y, sin embargo, no hizo nada por impedirlo.

Hasta ahora Blesa ha defendido la operación y afirma que su compra fue decisión del Consejo.

Andrés Velázquez

[email protected]