• Bárcenas entrega al juez documentos contra el PP que incluyen supuestos pagos en B a Rajoy y este responde a la gallega: "No voy a entrar en detalles ni voy a polemizar con nadie".
  • El ex tesorero del PP asume la autoría de los papeles publicados.
  • Floriano (PP): cualquier papel que presente Bárcenas será de su exclusiva responsabilidad.
  • Guindos asegura que el caso Bárcenas no afecta a la percepción sobre España de los inversores internacionales. Torres-Dulce: "La Fiscalía no está, ni ha estado ni estará presionada".
  • Vidal Quadras y Abascal piden reflexionar sobre la continuidad de Rajoy.
El extesorero del PP Luis Bárcenas (en la imagen) ha declarado hoy ante el juez Pablo Ruz, que investiga la trama Gürtel, para aclarar las revelaciones a El Mundo sobre una supuesta financiación ilegal del PP, la entrega a su director de originales de la presunta contabilidad B del PP y la publicación de mensajes sms entre el extesorero y el presidente Mariano Rajoy



Pues bien: según fuentes del caso publicadas por El País, el extesorero ha aportado decenas de documentos contra el PP, en un soporte informático, con un pendrive, y el resto de la contabilidad manuscrita. Los documentos incluyen supuestos pagos en B en el periodo 1990 y 2008. Bárcenas ha afirmado ante el juez que realizó entregas en efectivo en concepto de sobresueldos a Mariano Rajoy y a María Dolores de Cospedal durante 2008, 2009 y 2010. Además, Bárcenas ha admitido ante el juez Pablo Ruz la autoría de los papeles que reflejan una presunta contabilidad B del Partido Popular (PP).



Bárcenas ha cargado, según las mismas fuentes de El País, especialmente contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la secretaria general, María Dolores de Cospedal, y su antecesor, Álvaro Lapuerta, al que acusa de diseñar la estrategia de pagos y cobros. La contabilidad manuscrita recoge entradas de dinero (donativos de empresarios) y salidas (pagos periódicos a miembros de la cúpula del partido y otros gastos de funcionamiento).



Por eso, había expectación ante la primera rueda de prensa del presidente español tras estas informaciones. Lógicamente, los periodistas le han preguntado, en su comparecencia junto al presidente polaco Tusk, por ello. Y Rajoy ha respondido: "No voy a entrar en detalles ni voy a polemizar con nadie". "No se le puede pedir a un presidente del Gobierno que salga un día sí y otro también a desmentir todas las informaciones".



El presidente ha añadido: "Los SMS que se publican ayer ratifican lo que les he dicho antes: que el Estado de Derecho no se somete al chantaje". En ese sentido, ha destacado la independencia de la justicia y ha añadido que "ni se ha producido, ni se está produciendo ni se va a producir ningún tipo de indicación, sugerencia o presión ni a la administración de justicia ni a la administración tributaria, ni a la policía judicial ni a ningún otro escalón administrativo que tenga que ver con este proceso".



Y es que el PP lo niega todo. También esta mañana, el vicesecretario de Organización y Electoral, Carlos Floriano, ha afirmado que su partido "se ratifica en la legalidad de sus cuentas" y que "cualquier otro papel, en el formato que sea", que pueda aportar su extesorero Luis Bárcenas será "de exclusiva responsabilidad de su autor", al igual que las cuentas bancarias de Suiza en las que acumuló su fortuna. Vamos, que el PP acusa a Bárcenas de documentos falsos.



Por su parte, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, aseguraba que no está preocupado por la percepción que puedan tener los inversores internacionales de España a raíz de las informaciones sobre el caso Bárcenas y que "nadie" le ha preguntado por ello. Y ha recalcado que, por lo que hoy se ha visto en la apertura de los mercados, la situación es de "absoluta tranquilidad", ya que estos "descuentan" que en España existe "estabilidad política" y un Gobierno "con compromisos reformistas" que ha tomado medidas que hacen que España encare el futuro "mucho mejor".



También ha hablado el ministerio fiscal. El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha señalado que la Fiscalía General del Estado no se encuentra, ni se ha encontrado y tampoco se va a encontrar "en ningún momento presionada" por cualquiera de los partícipes en el proceso contra el exsenador y extesorero del PP Luis Bárcenas y "ni mucho menos" por los medios de comunicación.



Pero el caso Bárcenas parece ahondar en la brecha interna del PP. El vicepresidente del Parlamento europeo y expresidente del PP catalán, Alejo Vidal-Quadras, el exparlamentario vasco Santiago Abascal y el filósofo José Luis González Quirós solicitaban la convocatoria urgente de una Junta Directiva Nacional del PP tras las últimas revelaciones sobre el 'caso Bárcenas'. Según añaden, la situación es "insostenible" y el partido debe "reflexionar" sobre la continuidad de Mariano Rajoy.



Como se ve, el caso Bárcenas ha abierto una crisis en todos los frentes del PP.



Andrés Velázquez

[email protected]