• El hermano de Oswaldo explica a Hispanidad que "Ángel Carromero es inocente y no tenía que haber sido ni siquiera juzgado".
  • El miembro del Movimiento Cristiano de Liberación añade: "Hay muchos elementos previos, durante y posteriores a la tragedia por los que nosotros demandamos una investigación independiente".
  • Aunque, añade: "Entendemos y comprendemos que el Gobierno español trate esto con toda la cautela porque hay un ciudadano español en dificultades en Cuba".
La justicia cubana ha condenado a cuatro años de privación de libertad al dirigente de Nuevas Generaciones del PP Angel Carromero por el homicidio imprudente de los dos disidentes cubanos, Oswaldo Payá (en la imagen) y Harold Cepeda. "Atendiendo a la gravedad de los hechos, en que se produjo la lamentable muerte de dos personas como consecuencia de la conducta imprudente de Carromero Barrios, el tribunal le impuso la sanción de cuatro años de privación de libertad", ha dicho la tiranía cubana.

En declaraciones a Hispanidad, Carlos Payá, hermano de Oswaldo, ha reiterado que "ha sido un juicio injusto con una condena injusta. Ángel es inocente y no tenía que haber sido ni siquiera juzgado. Con lo cual, cualquier pena es excesiva y cualquier condicionamiento que se le ponga también, para el cumplimiento de esa pena". "De hecho, las familias no le han acusado de haber provocado esta tragedia. El propio sueco Jens Aron Modig, su acompañante en el coche, ha declarado que él vio que Ángel no estaba conduciendo de manera temeraria".

Carlos Payá ha añadido que "aquí hay muchos elementos previos, durante y posteriores a la tragedia por los que nosotros demandamos una investigación independiente".

El miembro del Movimiento Cristiano de Liberación de Cuba en España ha añadido que Ángel Carromero está "en una situación difícil y nosotros no queremos ni hablar ni hacer nada que le pueda causar ningún tipo de incomodidad. Queremos que salga cuando antes y sin ningún tipo de condición".

Preguntado sobre qué puede hacer el Gobierno español, Carlos ha afirmado: "Entendemos y comprendemos que trate esto con toda la cautela porque hay un ciudadano español en dificultades en Cuba. Y es su deber. Como también hemos dicho que también Oswaldo era un ciudadano español y que debe haber alguna preocupación por investigar lo que pasó con su muerte".

Preguntado entonces por si cree que el Gobierno español podía haber pedido una investigación para aclarar la muerte del ciudadano español Oswaldo Payá, su hermano Carlos ha dicho que "eso es algo que los gobiernos deben hacer de oficio. Y no vamos a entrar en emplazamientos ni decirle a los estados lo que ellos tienen que hacer". "Esto es algo que se sabe y nos limitamos a recordarlo". "La situación de Ángel es muy difícil y es también muy difícil la de la familia de Oswaldo y la de Harold Cepeda (también fallecido en el accidente)".

En cualquier caso, ha añadido, "con la situación terrible que está pasando Ángel Carromero, lo único que podemos decir es que tiene toda nuestra solidaridad y esperemos que la buena voluntad con la que se está llevando este asunto dé sus frutos y que cuanto antes esté aquí".

Carlos también ha recordado que los hijos de Oswaldo intentaron entrar al juicio y la dictadura cubana no se lo permitió. Pero ellos dijeron: "Queremos ver a Ángel porque a lo mejor es la única cara amiga que ha visto en todo este tiempo". "Porque Ángel es nuestro amigo y por eso los chicos querían ir".

José Ángel Gutiérrez

[email protected]