Además, pide que se agilice la unión bancaria para poder avanzar

El consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, ha asegurado este martes que "sigue quedando mucho trabajo por delante". Según Cano, el sector todavía tiene que ajustar el balance, reducir activos problemáticos y aumentar los productivos. Además, ha recalcado que aún se debe reducir la capacidad instalada, esto es, "seguir reduciendo el número de sucursales".

Durante su intervención en el XX Encuentro del Sector Financiero, organizado por Deloitte y ABC, Cano ha instado a las autoridades a agilizar la unión bancaria. "Si no se produce la unión bancaria, que es crítica, se ralentizarán los avances", ha señalado.

Pablo Ferrer

[email protected]