Su beneficio cae un 28,6% a la espera de la OPA que sacará a la compañía de bolsa

El beneficio neto de Campofrío cayó desde los 3,9 millones de euros del primer trimestre de 2010 hasta los 2,8 millones de euros de los tres primeros meses de 2011, es decir un 28,6%. Su EBITDA cae un 11,3% a pesar de que las ventas se mantienen estables (una ligera caída del 0,8%). El motivo de la mala marcha de la cárnica debemos buscarlo en la subida del 2,9% en los precios de las materias primas.

Aunque los datos del primer trimestre hacen pensar en un 2011 peor de lo esperado, pero los analistas están a la espera del gran acontecimiento que protagonizará Campofrío: la OPA de exclusión a la que acudirán Smithfield y Ballvé.

Mariano Tomás

[email protected]