• Los líderes de la UE eligen hoy viernes, con toda probabilidad, como presidente de la Comisión al ex primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker.
  • Gran Bretaña lleva su rechazo hasta el final: "Juncker ha estado en el corazón del proyecto de aumentar el poder de Bruselas y reducir el poder de los Estados durante toda su vida laboral", alega el 'premier'.
  • Rajoy, mientras, parece conformarse de momento con la presidencia para España del Eurogrupo, pendiende de decisión, a la espera de lo que nos 'toque' en las cartera: la Unión tiene ya 28 miembros.
Los líderes de la Unión Europea (UE) eligen hoy viernes, con toda probabilidad, al ex primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker, como presidente de la Comisión para los próximos cinco años en sustitución de José Manuel Durao Barroso y retrasarán a otra cumbre extraordinaria el reparto del resto de altos cargos de la UE.

La elección de Juncker cuenta con el rechazo del primer ministro británico, David Cameron (en la imagen), quien insistió en que mantendrá su oposición por considerar que esa designación será "mala para Europa". Cameron ha admitido este viernes que no tiene posibilidades de ganar, pero ha resaltado que aun así votará en contra de Juncker por una cuestión de "principios". "Jean-Claude Juncker ha estado en el corazón del proyecto de aumentar el poder de Bruselas y reducir el poder de los Estados nación durante toda su vida laboral", ha alegado el primer ministro británico. "Es la persona equivocada", ha denunciado.

Como explicamos, lo que en realidad no le gusta a Cameron es la posibilidad de abrir las fronteras británicas a europeos de otros países que puedan disfrutar de su estado del bienestar. Pero, entonces, ¿para qué queremos la UE, señor Cameron ¿Dónde queda la solidaridad del proyecto inicial de la UE Por eso, Cameron mantiene su chantaje de amenazar con salir de la UE por referéndum, aunque tanto el chantaje como su negativa a Juncker tienen pocas posibilidades de prosperar...

Y eso, precisamente, es lo que no le gusta al primer ministro británico: su cada vez menor influencia en la UE y el no poder mandar tanto como Alemania. Eso no lo pueden soportar los británicos...

En lo que respecta al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ya ha dicho que apoyará al luxemburgués, Jean-Claude Juncker. Y respecto a si el ministro español de Economía, Luis de Guindos, será elegido como nuevo presidente a tiempo completo del Eurogrupo, Rajoy ha dicho que "hay que esperar". Recordemos que España ya había pactado con Merkel apoyar a Juncker a cambio de que Guindos fuese presidente del Eurogrupo.

Y es que la designación de Guindos podría decidirse en una nueva cumbre extraordinaria durante la segunda mitad de julio, junto con otros altos cargos pendientes como el de presidente del Consejo Europeo o Alto Representante para la Política Exterior. En ese reparto de la tarta, por cierto, España también aspira a comisarías importantes como la de Asuntos Económicos y Monetarios o la de Asuntos Exteriores, con gran valor para nuestro país por las destacadas relaciones con Hispanoamérica. Para ello, además de a Guindos, el Gobierno pretendía situar a Miguel Arias Cañete en alguno de esos cargos, como hemos contado. Aunque ahora, existiendo 28 miembros en la UE, el reparto de comisarías se antoja para España más complicado.

Al presidente español también le gusta mucho el documento que aprobarán este viernes los líderes europeos sobre las prioridades de la UE para los próximos cinco años porque "se recogen muy bien las propuestas que ha planteado España". "La primera y capital, el crecimiento económico y el empleo. Esta es la prioridad fundamental en España y creemos que debe serlo también en la UE". La segunda prioridad es la energía porque "es un factor de competitividad importante". "Queremos una energía barata y eficaz", ha afirmado el presidente del Gobierno.

Finalmente, España ha presentado aportaciones a las prioridades de la UE en materia de inmigración para que haya una política "similar entre todos los países" y para que "la UE ayude también a los países de donde viene mucha gente para que mejore su nivel de vida, para que salgan de la pobreza, para que creen instituciones fuertes".

Andrés Velázquez
[email protected]