La conversión de las cajas en bancos no hace otra cosa que restar valor patrimonial

 

Lo cuenta Navarra confidencial, el medio -digital- que mejor ha explicado la trasmutación de Cajanavarra (CNA) en Banca Cívica, previa fusión con otras tres entidades del sector ahorro. El patrocino traspasado se valoró en 658 millones de euros, hoy se ha convertido en 171 millones de euros.

Y no es necesario demostrar que la reforma financiera ha sido, y está siendo, un desastre: basta con mostrarlo. Pero, eso sí, si bien ha sido un desastre para la economía nacional y para las economías locales donde operaban las entidades mutuales, ha resultado un buen negocio para sus directivos, que ahora cobran como banqueros.

Mariano Tomás

[email protected]