• Alcanzó los 3.948 millones, un descenso del 62,7% respecto a los 10.590,2 millones del mismo periodo de 2012.
  • El déficit de la balanza comercial se situó hasta febrero en 3.457,6 millones de euros, un 45,9% menos que en el mismo periodo de 2012.
  • En la balanza de servicios, el superávit ascendió a 5.053,1 millones de euros, un 29,2% más que un año atrás.
El déficit acumulado de la balanza por cuenta corriente se situó en 3.948,1 millones de euros en los dos primeros meses de este año, lo que representa un descenso del 62,7% respecto a los 10.590,2 millones registrados en el mismo periodo de 2012, según informó este martes el Banco de España, a cuya cabeza se encuentra el gobernador Luis María Linde (en la imagen).

¿Cuáles son las causas de esa gran disminución del déficit Según cuenta el Banco de España, el déficit de la balanza comercial se situó hasta febrero en 3.457,6 millones de euros, un 45,9% menos que en el mismo periodo de 2012: en ese sentido, las exportaciones crecieron al 7,2% y las importaciones bajaron al 0,9%.

En la balanza de servicios, el superávit ascendió a 5.053,1 millones de euros, un 29,2% más que un año atrás, como resultado de la mejoría del saldo de otros servicios. En concreto, el superávit de turismo y viajes alcanzó los 3.297,9 millones en los dos primeros meses del año, un 0,6% más que en igual periodo de 2012, mientras que el saldo de los otros servicios contabilizó un superávit de 1.755,2 millones de euros, casi tres veces más que el saldo de un año atrás.

El déficit de la balanza de rentas, por su parte, disminuyó hasta los 2.478,6 millones de euros en los dos primeros meses, frente a los 4.556,4 millones del mismo periodo del año pasado, en tanto que la balanza de transferencias corrientes mostró un saldo negativo de 3.065 millones de euros, inferior en un 13,7% al de enero-febrero de 2012.

Además, el saldo de la cuenta de capital, que recoge, entre otros conceptos, las transferencias de capital procedentes de la UE, contabilizó un superávit de 1.041,5 millones de euros, frente a los 188,2 millones del mismo periodo del año pasado.

Al menos, hay un dato positivo en medio del marasmo de negatividad que nos rodea.

Andrés Velázquez
[email protected]