El Banco de Alimentos, con el apoyo de una popular cadena televisiva, ha iniciado una campaña de publicidad para sensibilizar a la sociedad.

Asevera que, en nuestro país, se pierden, al año, casi 9 millones de toneladas de alimentos. La acción lleva como eslogan "Colabora y que nada se pierda".

Un grupo muy importante de apoyos provienen de las casi 7.000 organismos benéficos o de ayuda social que, gracias a las donaciones de los Bancos de Alimentos, han podido ayudar, en 2011, a más de un millón doscientos mil indigentes.

Recientemente, la Federación Española de Bancos de Alimentos ha sido galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2012. Este galardón se concede al grupo de personas cuya labor contribuye al fomento de la paz, la defensa de los derechos humanos, la libertad, la solidaridad, la protección del patrimonio y en general al progreso de la humanidad.

Integrada en la Federación Europea de Bancos de Alimentos, que aglutina un total de 204 bancos de 21 países, la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal) se creó en 1996 para coordinar las actividades de estas organizaciones benéficas, sin ánimo de lucro, existentes en todo el país.

"Los Bancos de Alimentos desarrollan una labor encomiable como es el Fomento de la Solidaridad y de la Participación Social a través de la movilización y dinamización del voluntariado y la protección del medio ambiente a través de la recuperación de alimentos y la lucha contra el despilfarro de los mismos y el reparto gratuito de estos alimentos entre las personas más desfavorecidas económica y socialmente".

En el conjunto de Europa los Bancos de Alimentos suministraron, el pasado año, 401.000 toneladas de alimentos a 31.000 instituciones caritativas, lo que  representó una ayuda a la alimentación de 5,2 millones de personas indigentes.

Los Bancos de Alimentos son organizaciones benéficas, sin ánimo de lucro, cuya finalidad es la recogida y distribución gratuita de alimentos. Los alimentos son distribuidos entre instituciones benéficas, legalmente reconocidas, empleadas al cuidado de personas indigentes: familias, ancianos, discapacitados, inmigrantes, niños pobres, enfermos de sida, drogadictos en recuperación y personas en riesgo de exclusión.

En España hay unos 52 Bancos de Alimentos. En Madrid son alrededor de 200 voluntarios los que atienden la labor de este banco. Durante el año 2011 se repartieron casi 11 millones de kilogramos a más de 400 entidades benéficas.

El Banco de Alimentos ayuda pero no soluciona los problemas. "Podemos estimar que nuestra ayuda puede contribuir a un 20% de las necesidades que tienen las entidades benéficas para dar de comer a todas las personas que se acercan a ellas".

Clemente Ferrer
 
[email protected]