• Comenzó a funcionar hace un año y ha conseguido aflorar 1.592 empleos irregulares y 1,4 millones en cuotas a la Seguridad Social.
  • No es mucho, frente a los 170.941 puestos de trabajo 'rescatados' por otras vías desde 2012.
  • El impacto económico de los empleos sumergidos desde hace dos años y medio ha sido de 9.271 millones de euros.
  • La Inspección de Trabajo ha destapado en ese periodo 2.078 inscripciones de empresas ficticias y 78.056 contratos.

El buzón de lucha contra el fraude laboral ha conseguido en su primer año de funcionamiento que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social haya iniciado 8.192 inspecciones, de las que se han resuelto ya 5.377. No es mucho, pero es algo. Así han aflorado 1.592 empleos sumergidos y se han  liquidado cuotas a la Seguridad Social por 1,4 millones de euros, con la consiguiente sanción a las empresas infractoras. Las multas suman 4,4 millones de euros. Son, todos ellos, datos del Ministerio de Empleo difundidos hoy viernes.

No es mucho, decía, si tenemos en cuenta, según los datos del propio Ministerio que dirige Fátima Báñez (en la imagen), el impacto económico global de las actuaciones en materia de lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social desde 2012 hasta mayo de este año. Ese impacto ha sido de 9.271 millones. De ellos, 7.628 millones de euros corresponden al período 2012-2013, y 1.643 a los cinco primeros meses de 2014.

Desde 2012 han aflorado 170.941 empleos irregulares, y las sanciones por infracciones en el ámbito de las empresas ficticias -creadas únicamente para defraudar a la Seguridad Social-, suman 5.496, frente a las 683 del período 2010-2011. En otras palabras, el aumento es del 704,69%.

En 2012 y 2013 se han anulado 2.078 inscripciones de empresas ficticias, mientras que en el periodo de 2010 y 2011 fueron 619, lo que supone un incremento de un 236,24 % más. Por último, entre 2012 y 2013 se han logrado anular 78.056 altas ficticias o contratos de trabajo falsos.

El Ministerio de Empleo puso a disposición de los ciudadanos esta herramienta, que tiene algo de delación, en agosto del año pasado. El objetivo es que el ciudadano pueda notificar conductas fraudulentas, que posteriormente son investigadas por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Andrés Velázquez

[email protected]