• Si se confirman las sospechas, la multinacional debería devolver las ayudas públicas recibidas.
  • La Comisión Europea abrió un primer procedimiento en junio y este martes abre una investigación formal.
  • Almunia, mientras, confirma otros dos frentes de quejas: contra la social Google Plus y el canal de vídeos Youtube.
  • La investigación a Google, que puede acabar en una multa histórica, continúa.

La Comisión Europea abrirá este martes una investigación formal contra Irlanda por las ventajas fiscales indebidas que ha dado a Apple para pagar menos impuestos de los que le corresponden. El caso no es nuevo. El comisario de Competencia, Joaquín Almunia (en la imagen) -que pasa el testigo el 31 de octubre a la danesa Margrethe Vestager-, explicaba recientemente, en una comparecencia en la Eurocámara, que las dos grandes multinacionales Apple y Google están en el foco de Bruselas por problemas de abuso de posición, aunque por distintos motivos.

En el caso de Apple, la Comisión le abrió en junio el primer procedimiento, dando un plazo a las partes para que presentarán alegaciones (Irlanda ya se ha defendido y replica que no ha habido ayudas públicas). Sobre este caso ha hablado este lunes el portavoz comunitario de Competencia, Antonie Colombani, y su todavía 'jefe', Joaquín Almunia, ha hablado sobre Google.

¿Cuál es la sospecha en el caso de Apple: que el Gobierno irlandés haya dado un trato ventajoso en el pago de impuestos a la multinacional, mediante una serie de acuerdos, que no permite el sistema tributario irlandés, con lo que estaría vulnerando también las normas comunitarias.

Colombani ha avanzado este lunes que Bruselas publicará mañana la decisión de abrir una investigación formal contra Irlanda. En ella se explica "por qué tenemos dudas y los motivos para abrirla", con más detalles, aunque no contiene ningún resultado". Ha matizado que no hay plazos para terminar esa investigación y que si finalmente se confirma el trato de favor de Irlanda, Apple debería devolver las ayudas públicas recibidas.

Joaquín Almunia, por su parte, ha insistido este lunes que Bruselas podrá imponer una multa a Google si no presenta propuestas satisfactorias para acabar con su posición dominante. El caso sigue abierto e investigándose. Las quejas contra Google han ido en aumento, ha dicho, y se han añadido otras sobre su red social Google Plus y otras contra el canal de vídeos Youtube. También es probable que se abra, como apuntó la semana pasada, una investigación sobre el ecosistema Android para móviles.

Mariano Tomás

[email protected]