Sin embargo, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan ha dado un último aviso para que los protagonistas de las protestas abandonen el parque Gezi de Estambul

-Y mientras, en Siria, la primavera árabe se ha llevado por delante a 93.000 personas.

Recep Tasyyip Erdogan, vuelve a mostrar su verdadera cara. El primer ministro turco, a quien tanto los gobiernos de Zapatero y Rajoy consideraban un aliado de fiar y un islamista moderado, ha dado un último aviso a los maltrechos manifestantes del parque Gezi de Estambul. "Hemos tenido paciencia hasta ahora, pero ésta ya ha llegado a su fin. Lanzo mi último aviso: madres, padres, por favor, saquen a sus hijos de allí. Ocúpense de ellos", ha amenazado Erdogan  en Ankara durante un discurso pronunciado ante los alcaldes de su partido.

Poco parece importarle a Erdogan que Bruselas le haya desautorizado. Katherine Ashton, la Alta Representante para la Política Exterior de la Unión Europea, de visita en España, ha criticado las actuaciones de la policía en las manifestaciones que han tenido lugar en todo el país por el desalojo forzoso del parque. Ya ha habido cinco muertos, miles de heridos y cientos de detenidos en todo el territorio turco como consecuencia de la represión policial. Katherine Ashton, además ha manifestado: "Hemos visto demasiados ejemplos de uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía" .

Mientas tanto, en Siria, según estimaciones de Naciones Unidas, la primavera árabe se ha llevado por delante al menos a 93.000 personas.

Andrés Velázquez
[email protected]