• La Comisión estima, en concreto, que el déficit se situará en el 4,6%, cuatro décimas por encima del objetivo del 4,2% pactado con la UE.
  • El ministro Luis de Guindos le quita hierro y dice que las diferencias entre el Gobierno y Bruselas "son marginales" y que ya se quivocaron hace un año.
  • Sí cumplirá con su comprimiso este año, como avanzan los datos de Montoro y como confirmó recientemente el gobernador del Banco de España, Luis María Linde. 
  • Bruselas critica que Hacienda no esté aplicando con rigor la ley de estabilidad presupuestaria para garantizar que las autonomías cumplan.
  • Bruselas también sacude a Francia, Italia y Bélgica, a los que da tres meses para aprobar nuevos ajustes.  
La Comisión Europea (CE) se ha referido hoy viernes a los objetivos de déficit de los estados miembros. En el caso de España, ha dicho que para este año 2014, el déficit se situará en el 5,6% del PIB, por debajo del 5,8% que exige la UE, pero por encima del 5,5% que se ha marcado el propio Gobierno. En eso la CE coincide con el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, quien aseguró recientemente  que este año cumpliremos con Bruselas, pero no pasará lo mismo en 2015, en el que habrá más dificultades.

Sin embargo, respecto a 2015, la CE afirma que el presupuesto de España está "en riesgo de incumplimiento de las disposiciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento".  "En particular, el proyecto de presupuestos no garantiza el cumplimiento de los objetivos presupuestarios" impuestos por la UE, resalta.

En concreto, en el año 2015 -según la CE-, el déficit de España se situará en el 4,6%, cuatro décimas por encima del objetivo del 4,2% pactado con la UE. Además, el saldo estructural registrará un empeoramiento del 0,2%, frente al ajuste del 0,8% que exige la UE. España volverá a incumplir su meta en 2016 con un déficit del 3,9% (cuando tiene que bajar del 3%).

El ministro de Economía, Luis de Guindos, le ha quitado hierro a las diferencias, "marginales y pequeñas",  entre la Comisión Europea y las previsiones del Gobierno. En concreto, sobre el déficit, ha explicado que se deben a que la UE plantea un crecimiento menor, del 1,7%, frente al 2% del Gobierno. A este respecto, ha recodado que hace un año Bruselas preveía que España crecería en 2014 un 0,5%, con un déficit, del 5,9%, y un año después Bruselas reconoce que el PIB será superior al 1% cumpliremos el objetivo de déficit.

En cualquier caso, Bruselas ha pedido al Gobierno de Mariano Rajoy que adopte los ajustes extra necesarios para respetar el Pacto de Estabilidad.

Y da algunas pistas. Por ejemplo, Bruselas considera que la rebaja en el impuesto sobre la renta debería haberse compensado con un mayor recorte de gastos o con una subida del IVA reducido. Además, también cuestiona el impacto de la reforma en términos de empleo. "Las medidas podrían tener un efecto positivo en el empleo, pero su impacto podría haber sido mayor de haberse centrado más en la disminución de los costes de la mano de obra mediante la reducción de las cotizaciones sociales", apunta.

La Comisión también considera excesivamente optimistas las previsiones de contención del gasto público del Gobierno español, sobre todo en el ámbito autonómico y local. En este sentido, Bruselas critica que el Ministerio de Hacienda no esté aplicando con rigor la ley de estabilidad presupuestaria para garantizar que los Gobiernos regionales cumplan. O sea, palo de Bruselas a las autonomías y al sistema autonómico.

Pero los palos no han sido solo para España. Francia, Italia y Bélgica también están en "riesgo de incumplimiento" de los objetivos de déficit pactados con la UE, pero la CE ha descartado de momento sancionar a los tres países. En su lugar, el Ejecutivo comunitario les da un ultimátum de tres meses para que adopten nuevos recortes y reformas y volverá a examinar la situación en marzo de 2015...

Andrés Velázquez
[email protected]