• Repsol ha iniciado la producción de hidrocarburos en la Faja del Orinoco.
  • Se trata de una de las reservas de hidrocarburos más importantes del mundo.
  • Tiene un problema: la mayoría es crudo pesado, es decir, de menor calidad y más barato, que sirve, por ejemplo, para producir asfalto.
  • Además, el Gobierno venezolano sigue el modelo 60-40, pero cumple, no como el argentino.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, está muy mal de salud, o así al menos lo ha dejado entrever su 'segundo', Nicolás Maduro. El asunto es que el presidente de la petrolera, Antonio Brufau (en el centro de la imagen durante la inauguración de los trabajos), a pesar de esta circunstancia, ha logrado un pacto este viernes con el Gobierno venezolano para comenzar la explotación del campo Carabobo, situado en la Faja del Orinoco, una de las áreas del mundo con mayores reservas de hidrocarburos.

Sólo hay un problema: se trata de crudo pesado que no es apto para combustible de automoción, sino que se utiliza, por ejemplo, para fabricar asfalto.

Eso hay que unirlo al hecho de que el Gobierno de Chávez sigue el modelo 60-40, esto es, que se queda con el 60% del negocio y deja el 40% restante a la empresa que lo explota. En definitiva, es una expropiación en toda regla, pero 'sólo' del 60%. Lo único positivo es que Chávez cumple, no como Cristina Fernández de Kirchner en Argentina.

Pablo Ferrer
[email protected]