Miguel Boyer (en la imagen) ha muerto. Fue el primer ministro de Economía de los gobiernos presididos por Felipe González. En 1985 decidió dejar el cargo después de que el presidente del Gobierno le denegara la vicepresidencia económica. Posteriormente, presidió el Banco Exterior, la Presidencia de CLH y trabajó para FCC. Fue también consejero de Reyal Urbis y Red Eléctrica.

El exministro estaba casado en segundas nupcias con Isabel Preysler, con la que tenía una hija. Su primera mujer fue la ginecóloga Elena Arnedo, con la que tuvo dos hijos.

Hasta aquí los datos de un hombre que era economista y pretendía ser filósofo. Muy famoso, con nivel de popularidad. O de impopularidad que no se corresponde con el escaso tiempo, menos de tres años, que se mantuvo al frente de la economía española.
Como en el caso Banesto, había razones económicas par expropiar Rumasa pero Rumasa no fue expropiada por razones económicas
De hecho, su biografía indica que pasará a la historia como el expropiador de Rumasa y nada más. Como en el caso Banesto, había razones para expropiar Rumasa pero éste no fue el motivo. El motivo fue que el Gobierno González tenía la necesidad de imponer su autoridad a golpes. Lo pagó Rumasa, que encima, era el grupo de un señor del Opus llamado Ruiz Mateos. Es decir, había razones económicas para expropiar pero Rumasa no fue expropiada por razones económicas

Eulogio López

[email protected]