• Y Francisco González se chulea: "Se ha creado un problema donde no lo había".
  • Sin embargo, según Economía, la incompatibilidad de Roldán para presidir la AEB no es un problema de huevo sino de fuero: el supervisor no puede convertirse en el presidente de los supervisados.
  • El pulso de Botín y FG con el ministro se produce en vísperas de la subasta de NCG Banco.

La sucesión de Miguel Martín al frente de la Asociación Española de Banca (AEB) se está convirtiendo en un auténtico culebrón. Y no por el presidente saliente sino por el candidato a entrar, José María Roldán (en la imagen), hasta septiembre, director general de Regulación del Banco de España.

Según Economía, Roldán no debe presidir la AEB porque el que fue supervisor no puede convertirse, con apenas un mes de diferencia, en presidente de los supervisados. Pero para Emilio Botín y para Francisco González (FG) la cosa no es así. Es más, a pesar de los argumentos de Economía, los dos banqueros no han dado su brazo a torcer y nombrarán a Roldán como presidente de la AEB.

Y este martes, FG ha aprovechado una entrevista en Onda Cero para chulearse: "Se ha creado un problema donde no lo había, se crea ruido de forma innecesaria". Además, ha asegurado que el asunto "está resuelto". Y la solución es la misma: Roldán, aunque esto no lo ha dicho él.

Se da la circunstancia de que este pulso de Botín y FG con Guindos se ha producido en vísperas de la subasta de Novagalica Banco.

Pablo Ferrer

[email protected]