Asegura que lo peor de la crisis ha quedado atrás y que España no necesitará créditos preventivos ni rescates

Al igual que el presidente del BBVA, Emilio Botín se mostró optimista respecto a la marcha de la economía española. El presidente del Banco Santander no descarta que 2011 y 2012 vayan a ser años duros, pero asegura que lo peor de la crisis ha quedado atrás. Botín se mostró satisfecho de la marcha del banco durante los años de la crisis y espera que el Santander evolucione mejor ahora que los tiempos son algo mejores. Eso sí, el banquero no se atrevió en esta ocasión a dar una previsión de beneficio, visto que en 2010 la circular del Banco de España impidió con mucho alcanzar los 9.000 millones de euros.

Botín considera que la confianza en la UE irá a más y que esa es la vía para salir de la crisis. Respecto a la confianza de los mercados en nuestro país, Botín fue claro: Las dudas sobre España son también absolutamente exageradas. El presidente del Santander criticó la comparación de España con otros países cuyas finanzas públicas y sistemas financieros son más frágiles. Por ello, se mostró convencido de que el diferencial de la deuda pública española (185 puntos) bajará pronto a la mitad.

Por otra parte, Botín apoyó las reformas del Gobierno, cree que se han tomado de manera rápida y contundente y que contribuirán a mejorar la percepción de España. Botín espera que las reformas se completen y contribuyan a mejorar el paro.

El banquero se mostró también optimista frente a las ayudas a España, ya que no consideró que nuestro país necesite rescate, ni siquiera créditos preventivos.

Mariano Tomás

[email protected]