• Y Mariano Rajoy se inhibe: que decida el Banco de España.
  • Todo ello en el siguiente momento procesal: queda un último trámite judicial y luego decidirá el gobernador, Luis María Linde.
  • En pleno rescate y reconversión bancaria, el Gobierno necesita de Santander, BBVA y Caixabank. Por ejemplo, para el banco malo.
  • Por otra parte, a Emilio Botín no le interesa que se marche su número dos: aún no ha aclarado su sucesión en el Santander.

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, ha dado un puñetazo encima de la mesa: no admite que el Banco de España le obligue a cesar a su número dos, Alfredo Sáenz (en la imagen) por el caso Olabarría Delclaux, donde el cántabro considera que su segundo ha sido víctima de una venganza.

El actual momento procesal es el siguiente: el gobierno Zapatero indultó a Sáenz, condenado por el Supremo, y todo parecía haber terminado. Pero el caso colea y algún magistrado, de entre los que dirimen el último recurso, considera que el indulto no exime la condición de honorabilidad perdida, tras la condena. Y el concepto de honorabilidad, jurídicamente indefinido, constituye la premisa básica para ejercer como banquero.

Ahora bien, el Gobierno Rajoy necesita al Santander en plena reconversión y rescate bancario, especialmente para el banco malo, donde debería ser el primer accionista. Bueno, al Santander, al BBVA y Caixabank.

Ahora bien, de la misma forma que Mariano Rajoy exigió a Zapatero que, antes de abandonar La Moncloa decidiera sobre el indulto de Alfredo Sáenz (y decidió, a favor), ahora el ya Ejecutivo del PP persiste en su actitud de inhibirse en el asunto: "sobre la honorabilidad de un banquero tiene que decidir el Banco de España", han comunicado en Hispanidad en Moncloa. Es decir, que le ha pasado la pelota al gobernador, Luis María Linde.

Y en el Banco de España, donde elevan sus preces -no sé si habituales- para que el asunto acabe en vía judicial, se hacen la siguiente reflexión. "Está claro que el cese forzoso por falta de honorabilidad del primer ejecutivo del primer grupo bancario del país no es lo que el sector bancario español necesita en estos momentos".

Eulogio López

[email protected]