Tras usarlos para llegar al poder, el presidente ahora les acusa de "conspiración" para "tumbarlo"El periódico boliviano 'Opinión' informa de que centenares de indígenas bloquearon hoy la entrada a la vicepresidencia, a una manzana del Palacio de Gobierno, para insistir en pedir al presidente Evo Morales un diálogo directo para que no construya una carretera a través de la reserva natural del Tipnis.

Sin embargo, el muy indigenista Morales volvió a acusar a los indígenas de "conspiración" y de tener un plan para "tumbarlo" y provocar muertes, denuncia similar a la que realizó hace unos días ante un motín de policías por un aumento salarial. El dirigente de los indígenas, Adolfo Chávez, rechazó la denuncia y dijo que Morales debe tomar "agua serenada para que se tranquilice" porque no piensan derrocarlo, sino defender sus derechos que, según insistió, el Gobierno quiere vulnerar con la carretera en el Tipnis.

Tiene gracia que el muy indigenista Morales, que usó a los indígenas para llegar al poder y exaltó a la madre gaia-tierra como origen de todas las cosas, incuidas las indígenas, ahora se enfrente a ellos.

Porque, al final, la realidad pone a cada uno en su sitio.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]