De forma cautelar, mientras estudia la cuestión, pero la desautorizacion de los gobiernos catalán y madrileño ya es un hecho

El Tribunal Constitucional ha suspendido cautelarmente -meses, porque los magistrados necesitan tiempo para tomar una decisión- el euro por receta, un invento de la Generalitat catalana imitado por el Gobierno madrileño de Ignacio González.

Eso exige dejar de cobrar el tal euro y, en el caso catalán, devolver lo cobrado durante los meses pasados (días en el caso de Madrid).

En cualquier caso, la bofetada del TC a los gobiernos de Cataluña y Madrid ha sido sonora. El Gobierno central gana, al menos por el momento.

Andrés Velázquez
[email protected]