Su imputación no le ha impedido abandonar la política, como él reclamó a otros

 

El vicesecretario general del PSOE, ex ministro de Fomento y actual diputado socialista José Blanco, declarará como imputado el próximo 26 de enero en el Tribunal Supremo a las 10.30 horas en el marco de la 'operación Campeón' que instruye el magistrado José Ramón Soriano.

El juez José Ramón Soriano le ha citado tras analizar los datos remitidos por la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Lugo, Estela San José, después de que ésta apreciara indicios de delitos de cohecho y tráfico de influencias en la actuación de Blanco, al que un empresario acusa de haber hecho gestiones en su favor a cambio de dinero.

La exposición de la magistrada San José contiene las declaraciones del propietario de la farmacéutica Nupel, Jorge Dorribo, en las que aseguró que Blanco había hecho gestiones para que el Ministerio de Sanidad agilizara la tramitación de varios expedientes que afectaban a su compañía.

El propio Blanco ha afirmado hoy que confía en que con su declaración ante el Supremo "se disipen cuanto antes las falsas acusaciones" vertidas contra él en el 'caso Campeón'.

Sin embargo, su imputación por el Supremo no le impidió seguir siendo ministro en su día ni diputado hoy, cuando el propio Blanco reclamó dimisiones y abandonos de la vida política de otros políticos envueltos en presuntos -en su día- casos de corrupción.

Qué fácil resulta aplicarse la medicina que se reclama para otros, ¿eh, don José?

Andrés Velázquez
[email protected]